martes, 17 de junio de 2008

MONSEÑOR DOMINGO ROA PÉREZ


Oración

Oh Dios, fuente de toda bondad,
que has salvado al mundo
por la muerte y resurrección de tu Hijo,
concédenos benigno que,
por intercesión de tu Siervo Domingo Roa Pérez,
Arzobispo,
participando con la perseverancia
en los sufrimientos de Cristo,
seamos en todas partes
verdaderos testigos de su amor.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo y es Dios
por los siglos de los siglos. Amén.